lunes, 21 de septiembre de 2009

LOS ALUMNOS MODERNOS






En la escuela maltratada por los años, deambulan unos seres extraños y peligrosos que se dedican a destruir sistemáticamente las partes más vulnerables y desprotegidas del inmueble educativo.

Los papeles en el suelo denotan su falta de respeto por el medio, las pintadas en las paredes marcan su territorio y las rayadas en los pupitres crecen multiplicadas exponencialmente por su falta de atención.

Las persianas maltrechas no dejan ver claramente el exterior y los cristales saltan hechos añicos igual que las esperanzas depositadas en un futuro incierto.

El edificio educativo que representa la escuela sucumbirá a la rabia acumulada pese a los muchos esfuerzos que se dediquen a su conservación y restauración. Finalmente maltrecho y agotado, acabara por claudicar ante el aplastante mar de fondo de la desidia.

Como almas en pena los alumnos recorren las aulas año tras año dejando sus huellas en todos los rincones, para desgracia de las generaciones posteriores, de las cuales se espera en vano que en su paso por la educación absorban los conocimientos, las responsabilidades y un poco de la ética necesaria para dejar de vomitar continuamente frustración, agresividad y falta de empatia hacia los demás, sean personas u objetos.

Pese a todo un grupo de personajes valerosos e inquebrantables los profesores y otros más audaces los conserjes, luchan aun con ahínco por mantener el equilibrio en la fuerza y sacar lo mejor de todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails